Seguimiento Ambiental de las obras de la fase II de la planta de metanización de Mallorca

12 junio 2018

TIRME adjudica a la consultora PODARCIS los trabajos de Auditor Ambiental.

La planta, está destinada a la producción de bio-gas a partir de la fermentación de los residuos orgánicos obtenidos de la recogida selectiva municipal y residuos de productores específicos.

La Planta de Metanización y la Planta de Compostaje, ubicadas en el Área de Can Canut (término municipal de Marratxí), dentro del Parque de Tecnologías Ambientales de Mallorca (zona 1 de tratamiento de residuos), son instalaciones pertenecientes al servicio público insularizado de tratamiento de residuos urbanos, cuyo titular es el Consell de Mallorca y que diseña, construye y opera TIRME, S.A. en calidad de empresa concesionaria.

La Planta de Metanización y la Planta de Compostaje se planificaron en el segundo Plan Director Sectorial para la gestión de los residuos urbanos de Mallorca (PDSGRUM), aprobado definitivamente mediante el Decreto 21/2000, de 18 de febrero. En ese plan, y en su modificación aprobada por el Pleno del Consell de Mallorca el 6 de febrero de 2006 se establecen las instalaciones de tratamiento, su ubicación, así como sus requisitos técnicos mínimos.

De acuerdo con el PDSGRUM, la Planta de Metanización y la Planta de Compostaje reciben y gestionan lodos de depuradora y fracción orgánica procedente de recogida selectiva (FORM), además de fracción vegetal u otras maderas no tratadas que emplea como material estructurante.

La Planta de Metanización forma parte de la instalación de Metanización y Compostaje Z1 que permite la valorización de residuos no peligrosos mediante tratamiento biológico, que se encuentra con una capacidad de tratamiento cercana a la fase II del PDSGRUM-2006. Esta fase incluye a grandes rasgos un nuevo digestor, un nuevo motogenerador, una mejora del tratamiento de impurezas, una mejora de proceso evitando la codigestión de material, una nueva caldera y una nueva centrífuga de deshidratación del material.

La labor de nuestros técnicos será la de velar que durante la ejecución de las obras se ejecuten las medidas correctoras que se propusieron en el estudio de impacto ambiental (EsIA). Además, durante las diferentes visitas de obra, el Auditor Ambiental establecerá los controles pertinentes para determinar la correcta aplicación del Plan de Vigilancia Ambiental y asegurar de esta manera que el impacto residual de las obras es el mínimo durante la fase de construcción. De igual manera la intervención ambiental, durante esta fase de construcción, garantiza que aquellos impactos que no se tuvieron en consideración en el EsIA o que ocurren de manera inesperada sean tratados adecuadamente con la propuesta de nuevas medidas correctoras, mitigadoras o reductoras de impacto.

Para el control de posibles desviaciones se ha habilitado como herramienta de comunicación la solución tecnológica desarrollada por nuestra empresa: UUUPSAPP. Su aplicación en el campo del seguimiento ambiental de obra, tal y como se comentó en la entrada del blog de UUUPSAPP, es extremadamente eficaz y permite una comunicación rápida, efectiva y documentada entre el Auditor Ambiental, el promotor y la Dirección de Obra.

 

 

Aún tienes dudas

Llámanos a (+34) 871 961 697

    O escríbenos desde aquí

    Esta web esté protegida con reCAPTCHA por Google.
    Política privacidad y Términos servicio.

    Grupo Podarcis: